En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Playlist

00:00 - 07:00
En vivo Estás escuchando
anterior

La mañana de Impacto

07:00 - 12:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Deportivo

12:00 - 14:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

14:00 - 16:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

No Callaré

16:00 - 18:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

18:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Ida y Vuelta

20:00 - 22:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

La Previa de Impacto

22:00 - 23:59

Carla Vizzotti quiere cerrar la actividad nocturna de 23 a 6, pero un ministro la frenó: las razones políticas detrás de la decisión

En las últimas horas hubo posiciones encontradas en la Casa Rosada. Es que mientras la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti quiere cerrar la actividad nocturna de 23 a 6 para reducir la circulación de personas ante el avance del coronavirus, en el gobierno de Alberto Fernández rechazan por ahora implementar restricciones de esta clase para evitar mayor malestar social y no darle otro golpe a la economía en un año electoral.

El miércoles, la titular de la cartera de Salud dijo que “se estudia la disminución de la circulación de personas por franjas horarias”. Lo que no dijo Vizzotti es que su idea apuntaba a la actividad nocturna, tal como ocurren en varias ciudades europeas afectadas por el avance de los contagios. Una especie de toque de queda para combatir el coronavirus.

Sin embargo, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero le dijo a la ministra que la idea, por ahora, no puede implementarse por razones políticas. Por el momento el Gobierno no habla de cerrar ninguna actividad y solo se concentra en el decreto que podría publicarse en las próxima horas y a través del que se restringirán los vuelos hacia y desde el exterior y se impondrán medidas para desalentar la salida de argentinos del país: deberán pagarse el PCR al tocar el territorio nacional.

En el Ministerio de Salud de la Nación aseguran que la segunda ola ya llegó y que es necesario tomar medidas para evitar el colapso del sistema sanitario. Dos elementos resultan clave para sostener esta hipótesis: ya se registró la primera muerte en la Argentina por la variante de coronavirus del Reino Unido y también se detectó la cepa de manaos en Córdoba.

En la Casa Rosada reconocen que las medidas de restricción son necesarias ante los retrasos en el plan de vacunación pero advierten que, por ahora, las determinaciones a tomar no afectarán la libre circulación.

Además, la idea de cerrar actividades no cuenta con el apoyo de la sociedad y de un sector importante para la economía como el comercio, que se vio fuertemente resentido durante el 2020.

Los datos sanitarios que preocupan

El Ministerio de Salud informó el miércoles 8300 nuevos casos de coronavirus y 123 muertes en 24 horas en la Argentina. En el reporte vespertino se detalló que los infectados en todo el país son 2.269.

Las víctimas fatales son 64 hombres: 50 residentes en la provincia de Buenos Aires, cinco en Córdoba, tres en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), dos en Chaco y uno en Corrientes, Santa Fe Mendoza y Río Negro.

También murieron 57 mujeres: 50 residentes en la provincia de Buenos Aires, dos en Jujuy y una en Córdoba, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. En tanto, dos víctimas fatales residentes en la provincia de Buenos Aires fueron registradas sin dato de sexo.

Finalmente, la cartera sanitaria indicó que son 3574 los internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 55,7% en el país y del 59,2% en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).