En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Musical

00:00 - 07:00
En vivo Estás escuchando
anterior

La mañana de Impacto

07:00 - 12:00
En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Deportivo

12:00 - 14:00
En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Musical

14:00 - 16:00
En vivo Estás escuchando
anterior

No Callaré

16:00 - 18:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Musical

18:00 - 19:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Music

19:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Musical

20:00 - 23:59

Clausuraron un consultorio médico en Recoleta que vendía tests truchos de coronavirus a $3500

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires clausuró este jueves un consultorio médico clandestino que vendía test de coronavirus truchos. El establecimiento estaba ubicado en el barrio de Recoleta y era administrado por tres mujeres que se hacían pasar por enfermeras. Todas fueron detenidas y serán investigadas por ejercicio ilegal de la medicina.

Según fuentes policiales, los arrestos se concretaron como parte de un operativo en el que intervino la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad.

Luego de realizar diversas tareas investigativas, las autoridades llevaron adelante una inspección del consultorio ubicado en la calle Larrea al 900, donde tres mujeres se hacían pasar por médicas, atendían a clientes y les ofrecían hisopados para detectar COVID-19 a $3500.

Durante el procedimiento, los agentes no solo determinaron que el consultorio no contaba con el permiso de ninguna autoridad sanitaria para realizar los test, sino que también constataron la presencia de una ambulancia que tampoco estaba habilitada como vehículo de emergencia.

Representantes del Ministerio de Salud de la Nación corroboraron que en el centro clandestino no había un médico, mientras que las tres mujeres que se presentaban como auxiliares de enfermería no estaban registradas como personal sanitario.

Según se detalló, dos de las mujeres eran las encargadas de atender los consultorios y ofrecer los hisopados y una tercera se presentaba como la presidenta de una asociación denominada “Acila”.

Por el hecho se dio intervención a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 12, a cargo del doctor Sebastián Fedullo, que ordenó la clausura del local, la detención de las tres mujeres y el secuestro de la ambulancia Ford Transit.