En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Playlist

00:00 - 10:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Sin límites

10:00 - 13:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

13:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Variado musical

20:00 - 22:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

22:00 - 23:59

“Es probable que las restricciones se tengan que extender”, reconoció un funcionario del Ministerio de Salud

El secretario de Calidad en Salud de la Nación, Arnaldo Medina, admitió que “es posible que se extiendan” las restricciones sanitarias implementadas hasta el 30 de abril por el presidente Alberto Fernández, al asegurar que los niveles de contagios “van a aumentar” en el marco de la segunda ola de coronavirus.

La efectividad de las medidas va a estar en ralentizar la curva, pero los casos van a seguir aumentando”, apuntó uno de los funcionarios de la cartera que encabeza la ministra de Salud, Carla Vizzotti. “Estamos con una alta ocupación de camas, nuevamente es el epicentro de la ola”, agregó sobre el estado epidemiológico del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Según su evaluación, Medina dejó trascender que las restricciones implementadas en materia de nocturnidad y de cierre de escuelas no van a ser suficientes en esta etapa de la pandemia, aunque por lo pronto esperan obtener “una menor velocidad” en el crecimiento de los casos de COVID-19 en la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

“La curva de casos es mucho mayor que en la primera ola. Notoriamente, hay una aceleración. Se espera que empiecen a estabilizar y amesetar en algún momento”, planteó el secretario de Calidad en Salud. “Hemos superado las 4000 camas de COVID-19 en poco tiempo, esto está generando una presión muy grande en el sistema de salud”, añadió en diálogo con El Destape Radio.

Consultado por si habrá una extensión de las restricciones, Medina dejó abierta esa alternativa: “Es probable que se tengan que tomar nuevamente en el futuro. Hay que evaluar de acuerdo a los resultados que se obtienen y de la situación epidemiológica”.

De acuerdo al funcionario, uno de los efectos de la vacunación contra el coronavirus es que permite “contrarrestar” el volumen de contagios, lo que le otorga una nueva dinámica a la propagación de la enfermedad. “Tenemos más de la mitad de los mayores de 60 años vacunados, y el 70% de los mayores de 70 años. En esta segunda ola, lo que vemos es que en los mayores de 70 y 80 años tienen un crecimiento menor los contagios que en los más jóvenes”, comentó.

“Están apareciendo más jóvenes en las internaciones y terapias, hay que ver si tiene que ver con las características de las nuevas variantes”, apuntó.

Desde ese punto de vista, el secretario de Calidad de la Salud defendió la suspensión de las clases presenciales en el AMBA, ya que “de acuerdo a mucha bibliografía”, “el corte de la nocturnidad y el cierre de escuelas parecen las medidas más efectivas” ante una tasa de contagios alta. “No hay que llevar el tema a blanco y negro. En las escuelas se producen contagios, está demostrado, pero menos que la población en general. También tiene que ver con lo que pasa con la actividad social alrededor de la escuela”, dijo.

“Si se toma el AMBA, el promedio da el 75% de ocupación de camas de terapia intensiva. Eso indica que hay montón de instituciones que están por encima del 80 por ciento, cuando se supera ese nivel, empiezan las tensiones en el sistema de salud. Hay un riesgo muy grande”, sostuvo Medina.

Por lo tanto, el funcionario del Ministerio de Salud recordó que el semáforo epidemiológico oficial indica que cuando la incidencia en los últimos 14 días es mayor a 150 contagios cada 100.000 personas, “estamos en rojo”.

“La Ciudad de Buenos Aires está en más de 800 casos, estamos demorados. Es un semáforo que está muy encendido, el Gran Buenos Aires está cerca de los 500″, concluyó.

En las últimas 24 horas, la Ciudad de Buenos Aires registró 2.801 nuevos casos de coronavirus y 31 fallecidos, lo que elevó a 308.442 el número de casos y a 7.628 el de fallecidos en el distrito desde la llegada de la pandemia. La ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público está ubicada en torno al 68 por ciento, informó esta mañana el Ministerio de Salud porteño en el parte diario de la situación sanitaria. El número refleja que en el sistema de salud público están ocupadas actualmente 306 camas con personas en estado de gravedad sobre un total de 450 disponibles para pacientes en esa condición.