En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Musical

00:00 - 07:00
En vivo Estás escuchando
anterior

La mañana de Impacto

07:00 - 12:00
En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Deportivo

12:00 - 14:00
En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Musical

14:00 - 16:00
En vivo Estás escuchando
anterior

No Callaré

16:00 - 18:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Musical

18:00 - 19:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Music

19:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Musical

20:00 - 23:59

Gas: el Gobierno no descarta aplicar las primeras tarifas diferenciadas por ingresos este mismo año

Esta semana, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) aprobó los cuadros tarifarios de transición para la tarifa del gas, que implican un aumento del 6% en promedio en la factura que reciben los usuarios residenciales del servicio de gas por redes. Para las pymes y los comercios la suba es del 4% en promedio.

Las facturas de gas que reciben los usuarios se componen de cuatro variables: el precio del gas, el transporte, la distribución y los impuestos (nacionales, provinciales y tasas municipales). Para el resto del año, no se prevé otro ajuste para los segmentos de transporte y distribución, según confirmó a Federico Bernal, interventor del Enargas.

¿Hasta cuándo van a regir los cuadros de transición? “La tarifa de transición tendrá vigencia hasta la publicación de los cuadros tarifarios definitivos. Estimamos para fines de 2022, principios de 2023 que esto último ocurra”, señaló Bernal. Además, anticipó que durante este año se presentarán las primeras propuestas para segmentar las tarifas de acuerdo a los ingresos de los usuarios, entre otras variables.

El 17 de diciembre del año pasado, el Gobierno —a través del Decreto 1020— dio inicio al proceso de renegociación de las Revisiones Tarifarias Integrales (RTI) que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri, con un plazo de dos años. Mientras tanto, se aplicarán las tarifas de transición. 4%, también promedio. Las tarifas de nuestro gobierno son justas, razonables y se pueden pagar. Sus adecuaciones contemplan la situación socioeconómica de los usuarios y las usuarias y son verdaderamente graduales y previsibles. Como dijo el Presidente en su discurso del 1 de marzo ante el Congreso, la pesadilla tarifaria de Macri se terminó. Se terminó que millones de hogares se vean obligados a decidir entre alimentarse o tener que pagar los servicios públicos.