En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Playlist

00:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Variado musical

20:00 - 22:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

22:00 - 23:59

Rusia autorizó el uso de la Sputnik Light, la vacuna contra el COVID-19 de una sola dosis

Este jueves por la mañana se dio a conocer la noticia de que Rusia autorizó el uso de la Sputnik Light, vacuna de dosis única desarrollada por el Instituto Gamaleya con una eficacia del 79,4%.

La novedad fue difundida desde las redes sociales de la Sputnik V, donde introdujeron a la versión de una dosis como “un nuevo miembro de la familia” y la describieron como una “vacuna revolucionaria”.

“La Sputnik Light ayudará a prevenir la propagación del coronavirus mediante la inmunización más rápida de grupos de población más grandes, además de respaldar altos niveles de inmunidad en aquellos que ya han sido infectados anteriormente. Sputnik Light ofrece un gran valor en la vacunación inicial y la revacunación, además de aumentar la eficacia en combinación con otras vacunas”, declaró el director del Gamaleya, Alexander Gintsburg.

Por otro lado, Kirill Dmitriev, CEO del Fondo de Inversión Directa de Rusia, agregó: “Las características de la vacuna facilitan el almacenamiento y la logística, a la vez que tiene un precio asequible de menos de $10. La vacuna Sputnik V de dos dosis sigue siendo la principal fuente de vacunación en Rusia, mientras que la vacuna Sputnik Light se exportará a nuestros socios internacionales para ayudar a aumentar la tasa de vacunación en varios países frente a la lucha en curso contra la pandemia y nuevas cepas de coronavirus”.

En una infografía publicada en sus redes sociales, informaron que el 91,7% de las personas vacunadas produjo anticuerpos 28 días después de la aplicación, mientras que el 96,9% produjo anticuerpos IgG en el mismo período.

Por otro lado, la respuesta inmune celular contra la proteína S del SARS-CoV-2 se dio en el 100% de los voluntarios en el décimo día. El mismo porcentaje se registró en aquellos que ya habían transitado el COVID-19, incrementando “hasta 40 veces” el nivel de anticuerpos diez días después de la vacunación.