En vivo Estás escuchando
anterior

Impacto Playlist

00:00 - 20:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Variado musical

20:00 - 22:00
En vivo Estás escuchando
siguiente

Impacto Playlist

22:00 - 23:59

Segunda ola: en la Argentina murieron en promedio 505 personas por día

La Argentina superó este miércoles las 100.000 muertes por coronavirus tras el fuerte golpe de la llegada de la segunda ola, con la irrupción de variantes más contagiosas. Si bien el país logró surfearla sin que el sistema de salud colapse, la saturación aumentó la cantidad de pacientes críticos. Como consecuencia, desde el pico de contagios registrado el 27 de mayo, fallecieron 505 personas por día, 92% más que en el mismo período de la primera ola.

Parecen solo cifras, pero explican por qué se llegó a pasar una barrera que da cuenta de la magnitud de la pandemia. Solo 11 países la superaron y la Argentina es uno de ellos.

El Gobierno confiaba en que con la llegada de vacunas podría enfrentar de manera más robusta la segunda ola, pero la alta demanda mundial y la concentración de la producción en pocos laboratorios truncó las proyecciones. A las demoras en la entrega de las AstraZeneca por el crecimiento exponencial de contagios y de muertes en la India, se sumaron las fallidas negociaciones con Pfizer y Moderna. Luego llegó el pico de botella con las segundas dosis de las Sputnik V.

En este escenario, y tras el movimiento turístico de Semana Santa, la suba de casos diarios confirmados comenzó a acelerarse, hasta alcanzar el pico máximo de 41.080 el 27 de mayo. En la primera ola había sido menos de la mitad, 18.326 el 21 de octubre. Lo que representó un alza del 124%.

La consecuencia directa de la suba de contagios es acompañada por un alza en la cantidad de muertes, al menos hasta la aplicación masiva de vacunas, tal como lo muestra la experiencia del Reino Unido y la India. Por eso, cuando variantes más contagiosas llegaron al país, aumentaron los casos y también lo hicieron los fallecimientos.

En total, desde el 27 de mayo perdieron la lucha contra el coronavirus 24.735 argentinos, casi un tercio (24,7%) que en toda la pandemia. Mientras que tras el pico de contagios de la primera ola un promedio de 263 personas por día no pudo superar la enfermedad, esa cifra se elevó a 505 tras el récord de la segunda ola, es decir que creció 92%.

La diferencia de 32 puntos porcentuales entre el alza de contagios y el de muertes se explica porque la población mayor de 70 años -la que menos defensas tiene contra la enfermedad- fue la primera en acceder a las vacunas y se encontraba relativamente inmunizada. Por eso, cuando golpearon las nuevas cepas lo hicieron con mayor fuerza entre los más jóvenes, el grupo etario donde la mortalidad es menor.

Sin embargo, lo que terminó sucediendo fue que bajó la edad promedio de los fallecidos, porque el solo hecho de ser más joven no es garantía de inmunidad. Hasta marzo las personas de entre 20 y 49 años representaban el 2,53% de las muertes; mientras que a partir de abril pasaron a significar el 4,24%La diferencia entre ambos valores representa un crecimiento del 67,58% entre uno y otro período.